sábado, 24 de diciembre de 2011

"El temor de un hombre sabio" de Patrick Rothfuss

Músico, mendigo, ladrón, estudiante, mago, héroe y asesino. Kvothe es un personaje legendario, el héroe o el villano de miles de historias que circulan entre la gente. Todos le dan por muerto, cuando en realidad se ha ocultado con un nombre falso en una aldea perdida. Allí simplemente es el taciturno dueño de Roca de Guía, una posada en el camino.
Hasta que hace un día un viajero llamado Cronista le reconoció y le suplicó que le revelase su historia, la auténtica, la que deshacía leyendas y rompía mitos, la que mostraba una verdad que sólo Kvothe conocía. A lo que finalmente Kvothe accedió, con una condición: había mucho que contar, y le llevaría tres días.
Es la mañana del segundo día, y tres hombres se sientan a una mesa de Roca de Guía: un posadero de cabello rojo como una llama, su pupilo Bast y Cronista, que moja la pluma en el tintero y se prepara a transcribir...
El temor de un hombre sabio empieza donde terminaba El nombre del viento: en la Universidad, de la que luego Kvothe se verá obligado a partir en pos del nombre del viento, en pos de la aventura, en pos de esas historias que aparecen en libros o se cuentan junto a una hoguera del camino o en una taberna, en pos de la antigua orden de los caballeros Amyr y, sobre todo, en pos de los Chandrian. Su viaje le lleva a la corte plagada de intrigas del maer Alveron en el reino de Vintas, al bosque de Eld en persecución de unos bandidos, a las colinas azotadas por las tormentas que rodean la ciudad de Ademre, a los confines crepusculares del reino de los Fata. Y cada vez parece que tiene algo más cerca la solución del misterio de los Chandrian, y su venganza.

Opinión: El nombre del viento fue la mejor novela que leí el año pasado tal y como expresé en mi TOP25 de principios de año. El temor de un hombre sabio no sé en qué posición estará este año –todavía no he hecho el ránquing-, pero no repetirá pódium, eso seguro. La segunda novela de la saga Kvothe, escrita por Patrick Rothfuss, aparte de ser increiblemente larga en todos los aspectos –1.200 páginas, de las cuales más de 300 se las pasa hablando de la relación con Telurian, y casi las mismas de su estancia en Ademre-, la he digerido como un impass entre la primera y la definitiva tercera parte. ¿Me ha decepcionado? No lo sé realmente, porque El nombre del viento fue tan maravilloso que era casi imposible que se llegara a comparar pero, he de confesar que un poquito sí. Ahora bien, no me ha hecho perder ni un ápice de hambre por saber cómo será el tercer libro, qué ocurrirá con Bast, Denna, los Chandrian, los Amyr y con Auri, entre otros. Pero, por encima de todos, como terminará la historia de Kvothe, este fascinante personaje a la altura de Aragorn,Gavilán o Elric de Melniboné.

Valoración personal (0 a 10): 8,2

jueves, 22 de diciembre de 2011

Pssst, te lo digo al odio por si acaso


Pssst! Eyyy! Si, sí… ¡a ti te lo digo!


Y te lo digo flojito por eso que pasa…
el “yuyu” de que, si lo dices fuerte, no se cumple…


¿Todo bien por ahora?
De acuerdo… entonces…


¡¡¡FELICES FIESTAS y QUE TENGAS UN FANTÁSTICO NUEVO AÑO 2012!!!


Bufff!
¡Ya está! 
 ¡Ya lo he dicho!
Hasta el año que viene, 
esperando que no estemos tan acojonados 
como hemos estado durante el 2011.

lunes, 19 de diciembre de 2011

Enric Barbat nos ha dejado, pero su Matinada sigue viva

La semana pasada fallecía Enric Barbat, uno de los cantautores que formaron los Setze Jutges de la Nova Cançó catalana. Siempre que se habla de Nova Cançó uno se acuerda de los conciertos acústicos, guitarra en mano y arreglos mínimos, pero en 1983 la compañía Fonogram me sorprendía con la edición de un álbum titulado escuetamente 4, con dos temas en la cara A – Matinada y Migdia- y otros dos en la B –Capvespre y Nit-. El primer tema me emocionó tanto que estuve muchos meses dejando que, diariamente, la aguja de mi tocadiscos se paseara por los surcos del vinilo. Y aluciné con Enric Barbat cuando, en una entrevista de la época, hablaba de cómo había recibido la visita de las musas entrando por las ventanas de su casa en Menorca y cómo el paisaje menorquín le había influido tanto en la composición de ese álbum.
A finales de la semana pasada, leyendo El Periódico de Catalunya, me encontré con la sorpresa que el escritor Jordi Puntí hablaba en su columna de la muerte de Enric Barbat y, precisamente, describía sus sentimientos hacia esa maravillosa canción titulada Matinada. No puedo más que reproducir parte de ese artículo aquí porque su forma de expresarlo describe exactamente lo que sentí yo al escuchar ese tema por primera vez.
"Hace tiempo que llevo la canción en el iPod, pero solo la escucho de vez en cuando: es del año 1983, se llama Matinada y la canta Enric Barbat, el músico que murió hace una semana, a los 68 años. Dura siete minutos y 15 segundos. Al principio, durante dos minutos y 32 segundos, parece un tema instrumental, atmosférico y con un aire de Jean-Michel Jarre. Pero no. Hay que seguir escuchando. Se oyen unas bases de caja de ritmos, muy tecno, muy de la época, incluso un poco new romantics, y por encima va creciendo un solo de guitarra eléctrica. Entonces irrumpe una batería electrónica y empieza la voz medio rota: «Com un despertar claríssim, / dins dels teus ulls transparents; / com un vent ple de rialles / despullant-te el pensament…»".
"Estos días las crónicas cuentan que Enric Barbat formaba parte de los Setze Jutges y que sus letras era muy literarias, pero yo le recordaré sobre todo por esta canción de su disco Quatre, una rareza en el panorama musical catalán de los 80. La primera vez lo escuché por la radio. Acababa de salir, una emisora atrevida lo puso entero y yo me quedé clavado. Desde entonces me ha acompañado en todos los formatos, del vinilo al compacto y luego al Mp3. Me gusta porque uno entrevé en ella una libertad creativa fuera de lo común, de alguien que en esos años se había alejado de la cançó catalana y a su vez estaba al corriente de lo que sucedía en Inglaterra...".
Hasta siempre Enric Barbat, espero que hayas conseguido conocer otra Matinada allí donde estés.

¡Zas! de Terry Pratchett

¡Zas! es el golpe de un mazo de troll cuando cae en seco sobre el casco de un enano; también es un juego de mesa en el que se enfrentan las dos tribus… Y es la 34ª entrega del Mundodisco, la historia de una descomunal bronca milenaria que amenaza con estallar de nuevo.
En la batalla del valle de Koom los trolls tendieron una emboscada a los enanos, ¿o fue al revés? Enanos y trolls de Ankh-Morpork están preparándose para celebrar el aniversario de la emboscada liándose a tortazos en plena calle. A eso se suma el misterioso asesinato de un enano integrista que, según los indicios, ha muerto a manos de un troll. La posibilidad de que la espiral de violencia quede fuera de control obliga al comandante Sam Vimes a iniciar una investigación.
Otra excelente novela del Mundodisco sobre la intolerancia racial, las guerras y lo necesario que es adoptar de vez en cuando el punto de vista del enemigo.
Terry Pratchett se confirma una vez más como un narrador único, más divertido, agudo y brillantemente original que nunca.

Opinión: Esta novela fue considerada en 2010 la mejor de la saga Mundodisco a través de una encuesta realizada a cientos de kevins, o sea incondicionales de Pratchett y su mundo paralelo. Personalmente considero esta afirmación como muy arriesgada, incluso afirmo que no es la mejor ni entre los que conforman la saga de los Guardias de Ankh-Morpork. ¿De verdad consideran ¡Zas! mejor que Ronda de noche o ¡Guardias, guardias!? Los que me conocen saben que soy un ferviente seguidor del Hombre del Sombrero, y que novela que edita, novela que cae en mis manos, pero ¡Zas! me ha desilusionado un poco. Temática muy bien trabajada, personajes antológicos, situaciones desternillantes, diálogos de partirse el pecho,… pero todo ello me ha dejado un sabor un poco amargo, como si la paella tuviera los mejores ingredientes, el mejor marisco y el mejor caldo pero el arroz se hubiera pasado un poco.

Valoración personal (de 0 a 10): 7,3

sábado, 26 de noviembre de 2011

"Lumiere" de Dustin O'Halloran

Dustin O’Halloran nace en Arizona, se cría en Hawaii y se traslada a California donde conoce a Sara Lov creando el grupo Devics, con quien ha publicado cinco discos hasta la fecha. En el 2001 se traslada a vivir a Italia para, posteriormente, vivir una época en Berlín. Durante toda esta trayectoria personal, Dustin publica dos discos fuera de la trayectoria de Devics, titulados Piano Solos I y Piano Solos II, donde se le reconoce una notable influencia de compositores como Satie, Chopin y Debussy. Dustin O'Halloran, además ha compuesto la banda sonora de películas como Maria Antonieta de Sofia Coppola, An American Affair de William Olson y de la ganadora del último festival Sundance, Like Crazy, de Drac Doremus.

Opinión: Absoluta piel de gallina durante los cuarenta y cuatro minutos que dura Lumiere, cuarenta y cuatro minutos donde la mente no deja de bailar sola, como si fueras un derviche, alrededor de las notas de piano y violín que Dustin O’Halloran lleva hasta la belleza más deslumbrante, hacia la perfección de los sentidos musicales, hasta donde cada uno desea que vaya su propia melodía de la vida. Lumiere es un álbum sublime, rozando lo divino y del que no se puede remarcar más un tema que otro porque es imposible, porque las nueve composiciones que incluye son auténticas obras de arte, aunque personalmente no dejaría de escuchar A Great Divide y Fragile nº 4 una y otra vez. En su página web se describe la relación que podría exisitr entre su trabajo musical y la relación del pintor con sus lienzos; pues bien, estoy totalmente de acuerdo con quien lo escribe: “Lumiere es una fusión de todo lo que la música de Dustin O’Halloran ha estado transmitiendo y es un paso adelante sin precedentes en lo referente a la paleta tímbrica, la armonía de colores, la intriga sensorial y una profunda conciencia del espacio. Capaz de visualizar sus composiciones tan vívidamente como un pintor puede ver su propio trabajo, la expresividad de Dustin no tiene comparación”.
Y mientras escribo esto, las últimas notas de Snow + Light fluyen como gotas de rocío sobre las hojas de un otoño límpido, puro y mágico; descubriendo que la belleza en su más alta expresión siempre poseerá retazos de tristeza.

Valoración personal (0 a 10): 9,5

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Cincuenta años tengo, mi amor

Pues no, no los aparento ni los quiero aparentar.
Porque yo soy el primer sorprendido que un tipo que sigue creyendo que Peter Pan puede haber existido, que sigue haciendo las mismas gansadas de siempre, que la música que le gusta escuchar no es tan sólo la de los 70 u 80 sino la de los últimos cinco años, que disfruta con un cómic como si fuera el primero que leyera, que se sigue comiendo las uñas y las pieles durante los ataques nerviosos como si estuviera frente a un examen de bachillerato, que disfruta con las bromas y las tonteridas, que sigue sin ver el mundo en blanco y negro sino con más tonalidades que antes si cabe, que se emociona cuando falta poco para quedar con los amigos, que las neuronas sexuales se le siguen enloqueciendo a diario cuando ve a su pareja salir de la ducha, que persiste la electricidad en sus manos cuando la excitación ante la posibilidad de vivir algo inhabitual se acerca, que se emociona frente a los documentales de viajes y naturaleza soñando que, algún día, él será el que esté allí, que piensa que las visitas a países cercanos ya los realizará cuando mee Calisay porque ahora sigue teniendo valor, fuerza y coraje para las aventuras y que sigue con entusiasmo el parto del libro que lleva escribiendo desde hace diez años como si tuviera veinte; pues que debería estar prohibido que a un tipo así, en su documentación constara que tiene cincuenta años, joder.

Mi mente no tiene cincuenta años. Mi sonrisa, mi piel, mi fuerza, mis ganas, mi ilusión, mi compromiso, mi energía, mi magia no tiene cincuenta años a pesar que mis piernas, mi lumbago, mi vista, mis flatulencias, mis articulaciones, mis manos, mis dedos, mi pelo canoso y mis arrugas quieran demostrarme lo contrario, especialmente a primera hora del día y a última de la noche.

Pero yo seguiré en la lucha; y como siempre he pensado que el cuerpo es una maravillosa unión de estados independientes regidos –o eso, cree él-, por el cerebro, yo también seguiré siendo un iluso creyendo que yo domino mi mente, por lo que puedo dominar mi cuerpo.

Y me quedo tan tranquilo. 

Hasta el próximo achuchón.

martes, 1 de noviembre de 2011

"Mylo Xyloto" de Coldplay

No lo negaré, cuando empezaron a escucharse sus canciones no me interesaron, pero al ser el grupo preferido de Kharma, y a fuerza de tenerlos como música de fondo en el coche o en casa, fui paladeando lentamente sus texturas. De Parachutes a Viva la Vida or Death and All his Friends con majestuosas obras de arte como Yellow, Don’t Panic, Clocks, A Rush of Blood to the Head, Fix You, Speed of Sound, The Hardest Part, Cemeteries of London, Violet Hill y, por supuesto, Viva la Vida, fueron convirtiéndose en parte importante de la banda sonora de mi vida.

El pasado veinticuatro de octubre, recién bajados del Southern Railway en London Victoria, entrábamos en la tienda HMV de la estación y comprábamos Mylo Xyloto. Desde aquel día he leído y escuchado montones de críticas y comentarios acerca del último trabajo de Coldplay, casi todas de un tono más bien negativo. Pues bien, señoras y señores, ladies and gentlemen, ninios y ninias, no se me cae ningún anillo al anunciar en voz alta y sin temor a que me tiren tomates que Mylo Xyloto es, en mi opinión, el trabajo más bien producido, trenzado y arreglado que Guy Berryman, Jonny Buckland, Will Champion y Chris Martin han realizado hasta la fecha y, básicamente por un motivo muy concreto, porque, excepto algún retazo muy aislado –por ejemplo el tema Hurts Like Heaven-, todo el álbum es una casi perfección sonora. Temas como Paradise, Major Minus, U.F.O., Up In Flames y Don’t Let it Break your Heart son de una belleza inquietante, de un subidón efervescente y analgésico -y, desde aquí parto una lanza en favor deltrabajo de producción y arreglos del grandioso y genial Brian Eno-. Como podéis observar, no he hablado de los dos temas más comerciales, como son Every Teardrop is a Waterfall y el tema cantado con Rihanna. Del primer tema no comento nada –he odiado siempre el tema El Ritmo de la Noche-, y del segundo…, bien Rihanna tiene una buena voz y no desentona entre los riffs guitarreros de Jonny en el tema Princess of China.

En definitiva, un muy buen trabajo discográfico que vence sin ningún obstáculo las posibles comparaciones con sus anteriores trabajos. Además, y seamos sinceros, qué artista no le gustaría llegar a editar su quinto álbum de estudio con las expectativas que había generado Mylo Xyloto y, además, conseguir este increíble resultado.

Valoración personal (de 0 a 10): 9,2

lunes, 31 de octubre de 2011

"El verano de los juguetes muertos" de Toni Hill

El inspector hispanoargentino Héctor Salgado ha cumplido los cuarenta, su esposa lo ha dejado por una mujer, tiene una relación difícil con su hijo y no termina de cuajar en el cuerpo de policía autonómico. Quizá su único refugio sea el cine, su gran pasión. Actualmente investiga la muerte de un adolescente. Lo que en principio era un caso sencillo se complica a medida que Salgado va conociendo a la familia del chico, empresarios respetados que quieren entrar en política. No es agradable hurgar en los secretos de los poderosos, a lo que hay que sumar los coletazos de su caso anterior, un asunto de trata de blancas. La unidad de Salgado desmanteló una red recientemente y el cabecilla, un fanático del vudú, tiene sed de venganza. 

Opinión: Damos la bienvenida a un nuevo gran escritor barcelonés que fusiona la novela negra con la costumbrista de un modo excelente. Damos la bienvenida a una nueva novela donde la ciudad de Barcelona se convierte en uno más de los fantásticamente bien descritos personajes de “El verano de los juguetes muertos” y, finalmente, doy la bienvenida a un nuevo personaje de ficción, con cara y ojos, con su carácter bien formado y sus complejidades y con una vida repleta de altibajos, llamado Hector Salgado, policía nacido en Argentina y afincado en Barcelona. Novela que te atrapa desde la primera página, que te mantiene pegado al sofá en cada capítulo y que te deja colgado de la contraportada tras leerlo, intentando asimilar todo lo ocurrido en las últimas líneas y dejándote anonadado cuando el uppercut del final te deja casi sin sentido. Espero que Toni Hill vuelva pronto con una nueva y buena historia con Hector Salgado como protagonista y nos diga cómo terminan las diferentes historias personales de cada uno de los que se mueven por el entorno, tanto familiar como profesional, del personaje principal. 

Valoración personal (de 0 a 10): 8,5

domingo, 30 de octubre de 2011

Londres, my real love


No sé qué me ocurre con Londres, y lo digo con toda la sinceridad. Bromeo diciendo que, si la reencarnación existe yo, en una anterior vida, estoy seguro que fui un ciudadano londinense durante la época romántica, cuando los Byron, Shelley, Wilde, Conan Doyle y compañía se paseaban muy ufanos, con sus inmaculados e impecables trajes por las fiestas en Kensington o Chelsea.
Y mientras sonrío ante esa utópica posibilidad, yo intento ser partícipe de ello y viajo a la capital inglesa siempre que la economía y la situación laboral me lo permite.
Londres me motiva, me traspasa, me hipnotiza, me ilumina, ... Desde las calles grisaceas que rodean Saint Paul's Cathedral hasta la luminiscencia que emana el barrio de Notting Hill pasando por la humana inundación en Piccadilly Circus y Leicester Square hasta las risas musicales que embellecen Covent Garden. La majestuosidad de Hyde Park y Saint James's Park, los pequeños canales rodeando Regent's, la ruidosa tumultuosidad del SoHo, la elegancia de Han's Crescent, el color del Big Ben y la Abadía de Westminster recibiendo los homenajeados rayos solares, el cosmopolitismo de barrios como Southwark y Lambeth, la abigarrada paleta de Portobello y Camden, el silencio en Kew Gardens y la pasión que emanan los teatros entre High Holborn y The Strand.
No me cansaría de hablar de ella, de describirla como si te encontraras frente al perfecto cuerpo de una amante, de reconocerle las infinitas terapias que me han provocado, aconsejado y realizado sus calles y sus lluvias, de las millares de canciones y melodías utilizadas y conseguidas entre sus rincones.
Amo Londres y todo lo que ello conlleva. Amo su gente, su impersonal indiferencia en los vagones del metro, su "me-porta-un-bledo-todo-lo-que-digan-de-mí" cotidiano, su mescolanza de sabores y culturas y su creatividad reconocida.
Amo Londres y su hipócrita diplomacia hacia el extraño, su arrogancia frente a lo ajeno y su soberbia frente a sí misma.
En definitiva, y por si no había quedado claro, amo Londres.


"Quemados" por The Indiegnados

Música y libertad. siempre han sido dos conceptos completamente unidos, la libertad como tema predominante en muchas canciones y la música considerada uno de los pilares en que se basa la libertad y, más concretamente, la libertad de expresión.
El video del tema "Quemados", realizado por un grupo de amigos autodenominados The Indiegnados, es un claro ejemplo de querer poner melodía y estribillo a las manifestaciones del 15-M y posteriores.
Contagioso ritmo, fácil melodía y letra reivindicativa.
¡Hagamos que sea el himno de la actualidad, de los cabreados, de los parados, de todos los indiegnados!



sábado, 15 de octubre de 2011

"La Biblioteca de los muertos" de Glenn Cooper

Bretaña, año 777. En la abadía de Vectis crece Octavus, un niño sobre el que pesa una maldición: es el séptimo hijo engendrado por un séptimo hijo y la leyenda le vaticina poderes diabólicos. Octavus comienza a escribir una lista con fechas y nombres sin sentido. Cuando uno de los nombres y su fecha coinciden con una muerte en la abadía, el miedo se apodera de los monjes. Siglos después, los miembros de la Orden de los Nombres, descendientes todos de aquel niño, siguen escribiendo sin descanso para completar un misterioso listado de nombres y fechas... Hasta que empiezan a suicidarse. 
Estados Unidos, en la actualidad. Nueve personas han aparecido muertas en Nueva York, desconocidos que nada tenían en común. Solo una cosa les unía: todas las víctimas recibieron postales de ataúdes, que anunciaban el día en que morirían, poco antes de su fallecimiento. Son las aparentes víctimas de un asesino en serie difícil de atrapar, cuyas muertes desafían toda lógica. 

Opinión: Las etapas del siglo VIII y de la postguerra son realmente emocionantes, los primeros capítulos de la época neoyorquina, con Will Piper y Nancy son como capítulos de una buena serie policíaca, la historia de la Nave 51 es realmente sorprendente y muy bien buscada. Pero vas pasando las páginas y los capítulos, y una mezcla de James Bond, C.S.I. a velocidad más rápida si cabe y profesor Bacterio de la informática se van confundiendo en la mente hasta llegar a un final que, si ya es intuido en las dos terceras partes del libro, no por ello te deja como un poco con la sensación de dejà vu. Ahora bien, las tres últimas páginas te relanzan un poco el ánimo. Recomendable para las salas de espera de aeropuertos y tiempos muertos varios. 

Valoración personal (de 0 a 10): 7,1

"Safe in the Steep Cliffs" de Emancipator

Para muchos, este joven productor nacido en Portland, Oregón, bajo el nombre de Doug Appling y con el seudónimo artístico de Emancipator, puede parecer que haya salido de la nada este año, pero los que lo hemos seguido desde que, en el año 2006, se auto-lanzó su primer trabajo, titulado "Sooon It Will Be Cold Enough" a la edad de 19 años, ya conocemos su trabajo repleto de melodías ágiles como capas sobre una base headnodic (ritmo hipnótico, hasta el punto de provocarte un continuo movimiento de asentimiento con la cabeza), como latidos inmaculadamente producidos y que cautivó a mucha gente en todo el mundo a través de internet.

Pues bien, Emancipator editó el pasado año su segundo trabajo titulado "Safe in the Steep Cliffs" donde, combinando nuevos instrumentos y sonidos armónicos al más puro estilo Emancipator, nos confirma la gran calidad de este artista. Producciones limpias, sedosas y con bases y melodías adictivas. Densas capas de coros, trompetas, instrumentos folk americanos como el banjo y la mandolina, violines y varias influencias asiáticas se entremezclan hasta conseguir un trabajo emocionante, elegantemente construido y que no pararias de escuchar una y otra vez. Un álbum totalmente recomendable para aquellos que buscáis sensaciones nuevas entre el chill out, el trip hop, el downtempo, la electrónica y aromas world fusion. En definitiva, un auténtico placer para los sentidos.

Valoración personal (de 0 a 10): 9,5

viernes, 14 de octubre de 2011

"Audio Cinematography" de Glideascope

Glideascope es un artista y productor londinense, pionero en el género de la música downtempo. Con la utilización de matices cinematográficos, melodías intimistas y ritmos lo-fi, Glideascope crea un universo interiorista y maravilloso en su único trabajo editado hasta la fecha, titulado "Audio Cinematography".

Pocas cosas se saben de este artista, tan solo retazos aislados y espaciados en el tiempo, como sus sesiones de grabación con la Orquesta Filarmónica de Praga antes de actuar en el Midem de Cannes en el 2006, o que la grabación de "Audio Cinematography" se prolongó más de dos años por su incansable meticulosidad y su búsqueda de la perfección sonora, a través de los arreglos y la producción final. Aunque, sinceramente, poco importa conocer la vida y milagros del artista que utiliza el seudónimo de Glideascope cuando los dieciocho temas que se incluyen en su trabajo son auténticas obras de arte del ritmo, donde la magia salpica cada nota y cada verso musical.

No eres humano si no te enamoras de temas como "Sonata no. 3 (Adagio ma non trip hop)", "Road to Istanbul", "Big Big Disgrace" o "Lesser Shades of Melancholy". Un placer que te lleva y te llena, que te hace volar con los ojos cerrados, que te contagia con su perfección hasta límites de pura sensibilidad.

Repito que no me importa quién es realmente Glideascope. Solo sé que su música traspasa y muestra su verdadera alma.

Valoración personal (de 0 a 10): 9,3

jueves, 13 de octubre de 2011

La Caixa, la Caixa, la... de la Caixa


El Pais publica hoy que “La Caixa se ha situado a la cabeza en la solvencia de la gran banca española” contando, actualmente, “con una liquidez de 23.021 millones y encontrándose a la cabeza del mercado financiero estatal en depósitos, créditos al sector privado, hipotecas, domiciliación en nóminas y seguros de vida”.
Hace exactamente un año, el 22 de octubre del año pasado, El Mundo publicaba que La Caixa había logrado “un beneficio neto de 1.228 millones de euros en los primeros nueve meses del año, registrando unos beneficios extraordinarios de 233 millones”.
¿Me he hecho economista? Ni mucho menos. Antes me hago obispo. Entonces, ¿para qué estos datos? Muy sencillo. La Caixa no concede un préstamo personal de dieciséis mil euros a una persona que lleva ingresando su nómina en esa entidad desde hace más de treinta años porque… ¡en el año 2004 tuvo un negativo en su cuenta por valor de 11 euros!
En estas circunstancias es cuando la educación que me dieron mis padres y mis teóricas lecciones de tai-chi se van a hacer puñetas y he de hacer esfuerzos sobrehumanos para no empezar a insultar a diestro y siniestro a todos los… que… sus respectivas madres.
Mientras tanto, los parados siguen aumentando porque los… de la banca crearon burbujas inmobiliarias con sus amiguitos constructores hasta tal punto que ni las más sólidas economías mundiales pudieron pararlas a tiempo. Mientras tanto, cada día hay más de diez mil personas que dejan de cobrar el subsidio de desempleo porque los… de la banca, aun sabiendo que habían sido ellos los que habían provocado todo el guirigay, se dedicaron a suplicar ayudas estatales mientras ellos denegaban préstamos y créditos personales. Mientras amiguitos del alma, teóricos amantes de la música y sus palacios, realizaban desfalcos de cientos de millones de euros y que, a día de hoy, todavía siguen libres, cientos de miles de personas deben recibir ayuda de sus familiares y amigos porque las entidades bancarias no abren sus grifos ni aunque te estés muriendo de hambre o, como es el caso, porque hace ¡7 años!, tu cuenta corriente tuvo un saldo rojo de 11 euros.
¿Patético? No. Vomitivo.

"Drácula, el no muerto" de Dacre Stoker



El no muerto está basada en las notas de Bram Stoker que fueron editadas de la primera versión de Drácula. A través de un exhaustivo proceso de investigación, Ian Holt y Dacre Stoker han conseguido dar vida de nuevo a estos personajes clásicos enuna novela electrizante, digna de la primera parte. El monstruo murió hace 25 años desintegrado, convertido en cenizas pero no ha sido tan fácil borrar las huellas de aquello que ocurrió en los Cárpatos hace un cuarto de siglo. Seward es adicto a la morfina. Holmwood se ha convertido en un hombre hermético, que nunca superó la muerte de Lucy, el amor de su vida. Jonathan es alcohólico y Mina -quien sigue manteniendo su belleza y juventud intactas— sabe que hace tiempo que su matrimonio hace aguas. Y Van Helsing es tan excéntrico incluso es sospechoso de ser el mismísimo Jack el destripador. Quincey Harker, el hijo de Jonathan y Mina, también tiene problemas. Es estudiante de derecho en la Sorbona por imposición paterna, pero su verdadera pasión es el teatro. En París irá a ver al más reputado actor del momento, el rumano Basarab, famoso y rodeado de misterio. Lo conoce y su relación de amistad con él se hace profunda, con lo que su deseo de perseguir una carrera en las artes escénicas reaparece. Quincey se entera de que una obra llamada Drácula, de un tal Bram Stoker, está en proceso de producción en el West End londinense y decide intentar que su amigo Basarab interprete al protagonista. Cuando lee la obra se da cuenta de que está basada en las vidas de sus padres y sus amigos y decide pedirles explicaciones. Es justo entonces cuando empieza la violenta caza de todos y cada uno de los que participaron en la persecución y muerte del vampiro, un peligro que también amenaza a Quincey y más de lo que él imagina… Pero ¿quién busca venganza? Y ¿por qué después de tanto tiempo?

Opinión: Pongamos que te dicen que, en una misma novela, se entrecruzan personajes como Drácula, Jack el Destripador y la condesa Bathory. Como es obvio, lo primero que piensas es que bien merece ser leída. Si, además de esto, te ofrecen la posibilidad de saber qué les ocurrió a los personajes que, veinticinco años antes, habían sido los protagonistas de Drácula de Bram Stoker, mejor que mejor; si Lord Arthur Holmwood ha superado la desaparición de su Lucy, qué se ha hecho de Mina y Jonathan y si éste ha superado la relación de Mina con el conde, si van Helsing sigue tan zumbado. Pongamos que te lo explican y, tras leerlo, piensas que se han pasado unos cuantos pueblos, que puede que el chicle todavía diera un poco más de sí pero que lo han alargado tanto que ya ni para hacer spaguettis, que un poquito más de moderación hubiera ido genial a las novela, que… En resumen, no hay para tanto.

Valoración personal (de 0 a 10): 6,7

domingo, 21 de agosto de 2011

Barça vs Madrid vs Barça vs...

Fantástico y rotundo el artículo publicado por David Torras en el Periódico de Catalunya de ayer hablando de la final de la Supercopa de fútbol, bajo una perspectiva barcelonista. Por este motivo, lo transcribo casi íntegramente:
“… Imaginaos que hace tres años Laporta y Txiki hubieran hecho caso a los que pedían a Mourinho a gritos –como entrenador del Barça-, los mismos que ahora reniegan y lo crucifican en las portadas que antes lo honraban y advertían de la temeridad de dejar el equipo en manos de un becario: Guardiola. Imaginaos que el Madrid hubiera apostado por Michel, por poner un ejemplo, y que, dentro y fuera del campo, frente a la pizarra y frente a los micrófonos, hubiera actuado como Pep. Once títulos y ni una sola mala palabra.
Imaginaos que en estos tres años, el Barça se hubiera gastado más de 500 millones en fichajes y el Madrid hubiera seguido celebrando títulos, con un 2-6 en el Camp Nou, un 5-0 en el Bernabeu, tres Ligas, dos Champions y un equipo con más jugadores de la cantera que el de la Quinta del Buitre. Y ahora, dejaos llevar. Imaginaos que todo lo que ha dicho y hecho Mourinho en el Bernabeu lo hubiese hecho en el banquillo del Camp Nou. Pasad lista: Preciado, el Málaga, los árbitros, la UEFA, el teatro, Unicef, los gestos racistas, el dedo en el ojo… seguid, seguid, que aún hay más. Y delante, Michel, como si fuese Guardiola.
Ahora, salid del Barça y del Madrid y dad una vuelta por la selección. Está Del Bosque y los campeones de Europa y del mundo. Ocho son del Madrid y la única pieza de peso del Barça es el portero. Todos a los pies de España y del Madrid. Todos menos el Barça cabreado de Mourinho que, en medio de infinidad de acusaciones, deja ir que quizás ganan porque van dopados.
¿Os lo imagináis? Imposible…”
Lo dicho, un excelente artículo que debería hacer subir los colores a más de uno, si es que éste más de uno tiene colores, porque hay mucha gente que todavía vive en la época del blanco y negro de Gento y Puskas, incluso sin haberlos conocido. Qué pena.

sábado, 13 de agosto de 2011

La intimidad del restaurante Llantia

Ayer fue el aniversario de Karma, y tras las múltiples penurias laborales del pasado, decidimos darnos un gustito culinario y realizar lo que tanto nos gusta, descubrir restaurantes.
Esta vez nos decidimos por Llantia, acogedor e íntimo lugar situado en la en la calle Brossolí número cinco, una estrecha calle que une las de Argentería y Banys Vells, a escasos metros de Santa María del Mar.
La decoración es muy agradable, con multitud de objetos étnicos decorando sus paredes, con una iluminación muy acorde con su filosofía, esto es, un rincón relajado, repleto de intimidad, para saborear de la compañía con la que vas y aderezado con una música que va desde la puramente étnica, pasando por el lounge tipo Fernando Aubede y con gotas de smooth jazz.
La comida nos dejó, y nunca mejor dicho, un muy buen sabor de boca, no sólo por la calidad de sus platos sino por la excelente relación calidad-precio, ya que el precio del menú (primer y segundo plato más postre, bebidas y pan no incluido) es fijo, 21,50€.
La carta es una fusión de diversas cocinas internacionales, con unas ensaladas de primero, destacando la mikonos y la de peras al roquefort. Muy recomendable el hulan turco con hummus árabe, pimientos especiados y pan de pita. Y de postre un exquisito yogur griego, Agno Kolios, con nueces y uvas pasas, así como el pecado de chocolate con salsa amarga de naranja.
En resumen, en un ambiente muy confortable, rodeados de una decoración, una música y un servicio muy acogedor, Karma y yo vivimos una cena con una magia especial.
Llantia es un restaurante muy recomendable para todos aquellos que buscan un rincón de paz en la ruidosa, pero única, Barcelona.

jueves, 4 de agosto de 2011

"Departamento Q" de Jussi Adler-Olsen

En Copenhague, el policía Carl Mørck está atravesando una de las épocas más negras de su vida. Tras ser sorprendido por el ataque de un asesino, un compañero suyo resulta muerto y otro gravemente herido. Su sentimiento de culpabilidad aumenta cuando su jefe y la prensa dudan de su actuación. Relegado a un nuevo departamento dedicado a casos no resueltos, Carl Mørck ve una oportunidad de demostrar su valía al descubrir las numerosas irregularidades cometidas en el caso de Merete Lynggaard. Cuando en 2002 esta mujer, una joven promesa de la política danesa, desapareció mientras realizaba un viaje en ferry, la policía decidió cerrar el caso por falta de pruebas. Sin embargo, Merete Lynggaard sigue viva aunque sometida a un terrible cautiverio. Encerrada y expuesta a los caprichos de sus secuestradores, sabe que morirá el 15 de mayo de 2007. Carl Mørck ha de utilizar todo su ingenio e intuición.

Opinión: Nos encontramos frente a una de esas novelas a las que yo bautizo como Dragon Khan, es decir, capítulos que te llevan hasta arriba y otros que te llevan tan abajo que, si lo hubieras sabido antes, te los habrías saltado. Ahora bien, los dos personajes principales, el subcomisario de la policía danesa Carl Mørck y su astuto ayudante-chófer-enigma-cocinero Hafed-el-Assad, son realmente interesantes y espero que el éxito de su primera aventura juntos, subtitulada “La mujer que arañaba las paredes”, no sea la única que se publique de esta curiosa pareja en el recién creado Departamento Q. De hecho, Jussi Adler-Olsen ya lleva publicadas cuatro de esta saga en su Dinamarca natal. Tan sólo deseo que el que traduzca el próximo título se olvide un poco de las reminiscencias Stieglarssonianas y se olvide de las mujeres arañando paredes porque el título original es “La mujer en la jaula”.

Valoración personal (0 a 10): 7,2

miércoles, 3 de agosto de 2011

"Forget Gravity" de Ganga

Ganga es el seudónimo del músico danés Christian Ronn, el cual, hasta la fecha, lleva publicados cuatro álbumes.
Su primer trabajo, publicado en 2005 y titulado “I Dream About Trees” me lo pasó su representante en el Reino Unido porque sabía que yo estaba preparando un recopilatorio de músic chillout y downtempo. Como habíamos hecho algún que otro negocio de licencia juntos en el pasado, ya conocía un poco mis gustos musicales y no dudó en mandarme un sample del “primer trabajo de un chaval danés muy bueno”. Lo escuché y me hechizó, especialmente la mágica y alucinante canción titulada “Don’t Cry”.
Cuando dejé el mundo de la música, no por ello me olvidé de mis contactos internacionales ni ellos de mí. Dos años después recibía una muestra de su segundo álbum, “Don’t wake me up”. Sinceramente, me esperaba más de él, quizás porque el primer trabajo me había dejado tal buen sabor de boca que, al escuchar éste segundo CD, quedé un poco decepcionado.
Durante un tiempo perdí la pista de varios músicos pero, en 2010 supe que se editaba el tercer álbum de Ganga con el escueto nombre de “Gaia”. Aun siendo un poco mejor que el anterior, “Gaia” seguía sin llegar al nivel del primero, y me inquieté… hasta que he escuchado “Forget Gravity”, editado el pasado diez de junio. ¡Qué pasada! Christian Ronn ha vuelto por sus fueros –quizás, y esto es opinión totalmente personal, porque ha dejado un poco de lado la dichosa guitarrita y vuelto a sus raíces de cajas de ritmos, teclados y fusión de estilos-, y escuchar temas como “Winter Fiesta” y “Clouds” me ha permitido ampliar de nuevo mi voto de confianza hacia Ganga, a la espera que su próximo trabajo sea tan increíble o más que “Forget Gravity”.

Valoración personal (0 a 10): 8

martes, 2 de agosto de 2011

La sonrisa de Huguet

La semana pasada se dio a conocer el fallo del caso Hacienda, donde se procesaba a varios exinspectores de Hacienda y empresarios de renombre bajo, entre otros, los cargos de soborno y falsedad documental.
No voy a hablar de las medidas cautelares, peticiones del fiscal y sentencias. Aunque todos tengan condenas de varios años de prisión, creo que ninguno de ellos la pisará; pero este es otro tema, tema delicado pero no es el motivo de este escrito.
El principal motivo por el que me he puesto frente al teclado ha sido una cara, una sonrisa que vi en televisión; una faz sonriente bajo una nariz medio aguileña que aguantaba unas gafas de sol, toda esa cara perteneciente a un personaje que salía del juzgado cogido del brazo de otro personaje con traje y corbata, lo que me llevó a pensar que era su abogado.
Ese personaje se llama Josep Maria Huguet, ex jefe regional de Hacienda en Catalunya y, por lo que leído y escuchado, cerebro de la trama entre inspectores y empresarios, y su sonrisa saliendo del juzgado tras escuchar la sentencia condenatoria –exactamente de trece años, que se han convertido en libertad bajo fianza, retirada de pasaporte y obligación de comparecer los días 1 y 15 de cada mes frente a la sala de la Audiencia o en el juzgado de la población de residencia- me produjo repulsión, asco, náusea, empalago, aversión, hartura, irritación y todos sus respectivos sinónimos.
Josep María Huguet era el jefe regional de Hacienda, aquella parte de la administración del Estado que, durante varios años nos estuvo bombardeando con la frase “Hacienda somos todos”. Pues bien, en vista de los hechos, creo que el lema del señor Huguet era el mismo que el de los tres mosqueteros, “uno para todos y todos para uno”. Y, ni corto ni perezoso, lo que era de todos se convirtió en suyo.
Ahora sí, como tantos otros encorbatados –recodemos a Millet, de la Rosa, Conde, Montull, etc.-, no está en la cárcel. ¿Por qué ha de ir? Si lleva traje caro, corbata y maletín de piel se le considera un pilar de la sociedad, nunca se les podrá comparar con esa gentuza que roba en un súper algo de comida porque no tiene dinero, ¿no? Esos sí que van a la cárcel, sea con pasaporte o sin papeles.

Los mossos, un servicio... ejem... público

Hace unos días hubo un desahucio en el barrio del Clot. A una familia que llevaba más de veintiséis años viviendo de alquiler en el mismo piso de la calle Andrade de Barcelona los echaron por la fuerza porque el Tribunal Supremo dio la razón a los propietarios del inmueble cuando éstos decidieron subir el alquiler más de 300%.
Ese día, el Clot se levantó con un silencio tenso. Vecinos, amigos y simpatizantes del movimiento 15-M se apostaron frente al edificio para mostrar su protesta ante tamaño abuso de poder y, de este modo, dar su cálido y físico apoyo a los cuatro miembros de la familia que, tras muchos años de litigios, veía como la incongruencia jurídica los echaba de las paredes que durante un cuarto de siglo habían estado limpiando diariamente.
Llegó la hora del desahucio y una amplia, extrañamente amplia, dotación de furgonetas de los mossos, apareció por las calles, bajando una gran dotación de miembros de la policía autónoma con su uniforme de “vamos a dar hostias” de gala, esto es, porra larga, cascos –que ya quisieran los defensores del fútbol americano para ellos-, chalecos y escudos de plástico duro. Frente a ellos, un centenar de vecinos y familiares cogidos codo con codo.
Y se inicia la carga. Las porras dan más vueltas que las aspas de los molinos, los mossos de cascos de rugby y pañuelos o pasamontañas tapándoles medio rostro pero dejando al descubierto sus ojos, esos ojos sin alma, sin humanidad, con esa mirada utilizada por los soldados alemanes que vigilaban los campos de concentración, y que mostraron al terminar la guerra cuando se justificaron frente a sus vencedores argumentando que ellos sólo cumplían órdenes.
Vecinos jubilados con golpes en la cabeza y sangre cayéndoles por la frente porque decidieron devolver alguno de los golpes que los mossos les propinaban, jóvenes arrastrados como fardos por la calle, agarrados por las axilas por manos enguantadas en guantes duros y negros.
Y todo eso salió por la televisión. Y mientras lo veía sentado en mi sofá, con la boca abierta, alucinado y sorprendido, una sola pregunta me taladraba la cabeza, sabiendo que nadie me la respondería… cuando la policía atacó tan duro, ¿a quién estaba defendiendo? Y, partir de ahí, se me agolpan las preguntas como; ¿debe ser tan duro con el público un servicio público como la policía cuando está “defendiendo” causas privadas? ¿desahuciar a una familia con violencia provoca sentimiento de culpa una vez llegas a casa o, quizás, se duerme como un lirón porque se han cumplido las órdenes dadas y, asimismo, con el deber? ¿Alguien podría explicarme de una vez por todas la diferencia entre derechos y deberes? Es que veo demasiadas veces que, cuando no cumples los deberes, muy derecho no te quedas.

sábado, 18 de junio de 2011

"A la caza de la mujer" de James Ellroy

A la caza de la mujer son las memorias del legendario autor de novela policíaca James Ellroy, unas memorias crudas y brutalmente sinceras, tan intensas como cualquiera de sus otras novelas.

En 1959, James Ellroy tenía diez años. Su madre, Jean Hilliker, que acababa de divorciarse de su marido, le hizo un regalo y le dio a su hijo una elección: vivir con ella o con su padre. James eligió a su padre, y su madre le pegó una bofetada. Desde el suelo, él le deseó que se muriera, y tres meses después fue asesinada. A la caza de la mujer es la confesión de un depredador, un tratado sobre la culpabilidad y sobre el poder de una maldición, pero ante todo es una confesión apasionada. James Ellroy describe abiertamente su dura infancia, su época de joven delincuente, su vida de escritor, sus historias amorosas y sus matrimonios, sus ataques de nervios, y el inicio de una relación extraordinaria con una mujer que posiblemente sea la que siempre ha estado buscando.

Opinión: Cuando inicié este blog decidí no hablar de los libros, discos, restaurantes, obras de teatro o películas que me hubieran decepcionado y, como se puede comprobar, todos los escritos que he hecho hasta la fecha son de obras o temas que, de valoración, siempre están por encima del aprobado. No obstante, hoy voy a hacer una excepción para hablar de la última obra publicada por uno de mis autores favoritos, James Ellroy. Yo no me aficioné a leer a este autor a raíz de la versión fílmica de L.A. Confidential sino que ya había disfrutado con novelas como La Dalia Negra, Requiem por Brown, En el calor de la noche, la misma L.A. Confidential y, sobre todo, la novela con la que inició su trilogía, Amerika, una obra maestra del género negro-policíaco-mafioso-conspirador-histórico-ficticio. El tema del asesinato de su madre ya salió en Mis rincones oscuros y -aunque se tratara de otro asesinato sin resolver tenía mucho que ver con su madre- La Dalia Negra, por lo que no veo motivo para escribir otro libro donde la raíz es la violenta pérdida materna. Si, además de ello, mi opinión es que James Ellroy pretende emular a Charles Buwowski, a través de su inolvidable alter ego Henri Hank Chinaski en su genial obra Mujeres, sin conseguirlo ni un instante, se entenderá la decepción que me ha proporcionado leer su última novela, A la caza de la mujer. En definitiva, si queréis adentraros en la cruda, insolente y ruda forma de escribir de James Ellroy, no lo hagáis a través de esta novela.

Valoración personal (0 a 10): 3

lunes, 30 de mayo de 2011

¡La cuarta Champions en casa!

Sin palabras. Espectacular. Mágico. Gozada. Plasser. Orgía de fútbol total.


El primero, el pequeño gran hombre canario, Pedro


El segundo, el MESSIas del balón


El tercero, la maraVILLA asturiana


El equipo, el Pep Team


El cocinero, el mago, el afilador


Y por último, un recuerdo para los que, durante todo esta temporada no han parado de inventar, confabular, desprestigiar, mentir y manipular solamente por no querer verse sus propias vergüenzas.


¡Ya tenemos la cuarta!

sábado, 28 de mayo de 2011

"Telephatic" de L'Altra

L'Altra es un banda de indie-dream-pop-rock, con toques electrónicos y de cámara que crearon Ken Dyber, Eben English, Lindsay Anderson y Joseph Desler Costa en 1999 en Chicago aunque, tras dejar el grupo English y Dyber, actualmente está formada por el compositor, cantante y guitarrista Joseph Desler Costa y la teclista y cantante Lindsay Anderson moviéndose entre la capital de Illinois y Brooklyn.
Como dúo, su primer trabajo fue In The Afternoon, editada en 2002 y contando con la colaboración del violoncelista Fred Lonberg-Holm. Su siguiente álbum fue Different Days, producido por Joshua Eustis, uno de los miembros del genial grupo Telephone Tel Aviv. Se publicó en 2005.
Tras algunas aventuras en solitario, Joseph y Lindsay volvieron a unirse en 2008 y, en 2010 firmaron un acuerdo con Acuarela Discos, la compañía discográfica madrileña de Jesús Llorente con quien les une una gran amistad. En 2011 editan su último disco hasta la fecha, titulado Telepathic.

Opinión: Lo reconozco, siempre he sido un amante más activo de la música donde primara más los teclados y la electrónica que los guitarreos, a excepción de contados grupos como Coldplay, Simple Minds, Jethro Tull y algunos temas de Oasis. Pero es escuchar el último trabajo de L’Altra y, casi desde la primera nota, es un no parar de mover los pies al ritmo de los temas que van perfilándose y brotando de los bafles hasta llenar cada rincón de mi casa. Su guitarra acústica, recostada sobre las notas de piano, un bajo leve, casi insignificante, pero imprescindible, unos atisbos bellísimos de violoncelo pero, por encima de todo, la calidez e intimismo de la voz de Costa junto a los coros sugerentes de Anderson, me llevan a momentos muy oníricos. También reconozco que sus guitarreos no tienen nada que ver con lo que muchos pueden tener en mente cuando se habla de riffs, puede ser cierto, pero si un grupo totalmente apartado de tus gustos preferidos te sorbe el coco y te gana desde la primera nota, tampoco sabes cómo excusarte, ¿no? Pues eso.

Valoración personal (0 a 10): 9

viernes, 27 de mayo de 2011

"La tristeza del samurái" de Victor del Árbol

Dos tramas se desarrollan de forma paralela; una en Extremadura en el año 1941; la otra en Barcelona en 1981. Un crimen cometido durante la posguerra española produce consecuencias en tres generaciones de la familia Alcalá y en aquellos que se han cruzado en sus vidas durante cuarenta años. Complots, secuestros, asesinatos, torturas, violencia machista, son algunos ingredientes de esta fantástica novela.
Con un estilo descriptivo pero no por ello lento, el autor narra los acontecimientos ocurridos y poco a poco va entrelazando los personajes de ambas tramas, entrando en la psicología de cada uno de ellos. El resultado es una magnífica novela de intriga e investigación, de sentimientos y rencores, de amor y odio, de ambición y dolor, de hipocresía y sobre todo de culpa, una lacra que se transmite de generación en generación, donde los hijos heredan los delitos de los padres y los nietos los de sus abuelos.

Opinión: Victor del Árbol es un mosso d’esquadra y exseminarista que ganó el premio Tiflos de novela con “El peso de los muertos” (2004) y fue finalista al premio Fernando Lara en 2008 por su obra “El abismo de los sueños”. Pero su éxito internacional ha llegado con “La tristeza del samurái”, una novela intimista pero con raíces costumbristas, ramas con historia reciente y frutos con sabor a thriller. Novela compleja y muy bien tramada, con saltos hacia delante y hacia atrás que, especialmente al inicio de la lectura, te hacen volver a episodios anteriores para no perderte ni un nombre ni una situación nueva hasta que, finalmente, te enraízas tanto con las vidas de María Bengoechea, Isabel Mola, César Alcalá y el oscuro Publio entre las fincas extremeñas, las calles de Barcelona, la batalla de Stalingrado y el golpe de Estado que intentaron perpetrar Tejero, Milans del Bosch y Armada entre otros, que se convierte en un auténtico placer ir pasando las páginas para descubrir como son los mismos personajes los que se enraízan entre ellos. Una novela muy intensa, que no deja indiferente y que, por encima de todo, es idónea para regalar a alguien que ame la lectura.

Valoración personal (0 a 10): 8,6

jueves, 26 de mayo de 2011

"Sólo el silencio" de R.J. Ellory

Un despiadado asesino está actuando impunemente en Georgia, al sur de Estados Unidos, donde secuestra, mata y mutila salvajemente los cadáveres de una decena de niñas de la pequeña localidad de Augusta Falls. Joseph Vaughan, con sólo doce años, ve cómo la tragedia asola su comunidad y decide formar una patrulla de protección con su pandilla. Cuando un vecino es sorprendido en posesión de objetos que habían pertenecido a las víctimas, parece que todo ha terminado. Pero al cabo de cincuenta años, con Joseph rehaciendo su vida en Nueva York, salta la noticia de que el asesino aún anda suelto y vuelve a matar

Opinión: Esta es la breve sinopsis oficial de la novela de Roger Jon Ellory –por favor, no confundir con James Ellroy-, pero la novela es mucho más que este precario resumen. Si tuviera que describirla con tres adjetivos, no dudaría de retratarla como densa, intensa y absorbente.
Recordándome en ciertos momentos, en el modo de escritura y descripción, a El guardián entre el centeno de J.D. Salinger, llevándome en ocasiones a las imágenes filmadas por los hermanos Coen -especialmente de sus obras Sangre fácil y O, Brother-, y escucuchando a cada instante las guitarras blues de John Lee Hooker y Mississipi John Hurt, así como el sonido Nashville de Chet Atkins o Patsy Cline, la vida de Joseph Vaughan, de su familia, sus amigos, sus mujeres, sus vecinos y, especialmente de los paisajes que rodean a los personajes de la novela, desde el pueblo de Augusta Falls en Georgia hasta Nueva York, la ciudad por excelencia, te llevan a sumergirte en la soledad, la angustia, el desespero, el dolor, el misterio, el desconcierto, la esperanza, la inocencia, la frustración, el sentimiento de culpa, la intolerancia, el miedo, los sueños y la cruda realidad que inunda cada página de esta magnífica y muy recomendable novela de R.J. Ellory

Valoración personal (0 a 10): 8,1

martes, 24 de mayo de 2011

Sí, joder, por fin

343 días, 1.058 cartas enviadas, 215 procesos de selección, 112 de ellos descartado por la edad, 35 por tener un CV mejor que el que hacía la oferta, 16 entrevistas, 7 reuniones, 15 visitas concertadas, 4 sellos del paro, 9 hijos de puta más conocidos, 2 cólicos nefríticos, 15 cajas de valerianas, incontables migrañas, ataques de angustia, vitaminas para subir, relajantes para bajar, noches de insomnio, 300 litros de sudor, unos cuántos menos de lágrimas, diarreas, estreñimientos, recuerdos para todos los santos y santas conocidos y para descubrir, cotidianidades adquiridas en base de repeticiones enfermizas, 3 intentos para dejar de fumar, paquetes enteros de tabaco desgarrados y tirados a la papelera, pitillos fumados hasta que los dedos se quemaban, búsquedas del tabaco más barato, cambios de supermercado en función de las ofertas, miles de tacos y calificativos censurados, fuerza de voluntad como para mover el Himalaya, auto-control para no moverlo sobre la cabeza de alguien, frustraciones hacia el ser humano, deseos de ser un animal, sufrimientos telefónicos y emailísticos, meses de mente vacía, meses de rabia llena, ruegos para dejar de conocer Mourinhos y conocer al menos un Guardiola,... , tantas y tantas cosas indescriptibles por qué...

POR FIN... LO HE CONSEGUIDO... TENGO TRABAJO!!!

Gracias a todos los que, independientemente de la intensidad, han estado a mi lado apoyándome, ayudándome, aconsejándome, escuchándome, fortaleciéndome, cogiéndome, aguantándome.

TENGO TRABAJO!!!

viernes, 29 de abril de 2011

"La ladrona de libros" de Markus Zusak

Érase una vez un pueblo donde las noches eran largas y la muerte contaba su propia historia. En el pueblo vivía una niña que quería leer, un hombre que tocaba el acordeón y un joven judío que escribía cuentos hermosos para escapar del horror de la guerra. Al cabo de un tiempo la niña se convirtió en una ladrona que robaba libros y regalaba palabras. Con esas palabras escribió una historia hermosa y cruel que ahora ya es una novela inolvidable.
Una novela preciosa, tremendamente humana y emocionante, que describe las peripecias de una niña alemana de nueve años desde que es dada en adopción por su madre hasta el final de la guerra. Su nueva familia, gente sencilla y nada afecta al nazismo, le enseña a leer y a través de los libros Liesel logra distraerse durante los bombardeos y combatir la tristeza. Pero es el libro que ella misma está escribiendo el que finalmente le salvará la vida.

Opinión: Incluso para los que amamos la literatura y necesitamos de nuestro periodo diario de lectura; incluso para los que devoramos libros y respiramos entre página y página; incluso para los que somos fanáticos de la letra impresa no es habitual encontrar un libro que nos llene de principio a fin haciéndote reír, llorar, disfrutar, insistir, levantarte por la mañana con ojeras por el tiempo que te ha descontado del sueño el paso por su historia pero deseando tener, lo más pronto posible, un mínimo de tiempo libre para volver a inundarte en sus palabras. 
Y a esto voy, a las palabras. 
El homenaje que el novelista australiano Markus Zusak hace a las palabras a través de la historia de Liesel Memiger y sus padres adoptivos Hans y Rosa Hubermann, de su amigo Rudy, capaz de pintarse todo de negro como Jesse Owens para luchar, a su manera, contra el nazismo que está floreciendo en su país hasta desembocar en la II Guerra Mundial, de la delicada y triste historia del refugiado judío Max, así como de todos los otros habitantes del pueblo de Liesel, todo ello narrado –de una forma sorprendentemente maravillosa- por la misma Muerte, hace que La ladrona de libros sea uno de los mejores libros que he leído jamás. Una historia donde la literatura misma, a través de las palabras leídas en los libros robados por la protagonista, de los escritos realizados por Max o, incluso a través del mismo libro que Liesel escribe contando su vida, renace en toda su inmensidad y rehace, más aún, el deseo de seguir siendo un lector empedernido y enamorado de las palabras.

Valoración personal (0 a 10): 9,5

domingo, 24 de abril de 2011

"How To Become Clairvoyant" de Robbie Robertson

How To Become Clairvoyant es el primer disco que edita en más de una década el canadiense Robbie Robertson, el que fuera guitarrista y compositor de una de las formaciones más míticas de la historia de la música, The Band. Para este trabajo ha contado con una serie de estrellas invitadas de lujo como Eric Clapton, Steve Winwood, Robert Randolph, y algunos tan sorprendentes como los de Trent Reznor -Nine Inch Nails- y Tom Morello -Rage Against The Machine-. How To Become Clairvoyant ha sido coproducido por Robertson junto a Marius de Vries -Massive Attack, Björk, Rufus Wainwright y el film Moulin Rouge) y se espera con una gran expectación.

Opinión: Si alguna vez ha habido un álbum que bien ha merecido su espera es el quinto álbum en solitario de Robbie Robertson. 13 años después de la edición de Contact from the Underworld of Redboy, llega por fín How to Become Clayrvoyant, claro recordatorio de la destreza musical de Robertson y que, desde 1998, echábamos en falta.
Y si además de esto, me dicen que How to Become Clayrvoyant es un trabajo realizado en estrecha colaboración con Eric Clapton, Steve Winwood y Marius de Vries, las ganas de escuchar el álbum se iba haciendo más latente a medida que llegaba el día de su salida al mercado. 
Y no decepciona, eso es cierto. Las reminiscencias de The Band, de Eric Clapton en su trabajo Pilgrim, la extraordinaria calidad de las producciones de Marius de Vries, los teclados de Steve Winwood, todo en su perfecto sitio, cada nota en su lugar…, demasiado en su lugar. 
He sido un seguidor de Robertson desde sus inicios en solitario. Sus dos primeros álbumes, Robbie Robertson y Storyville los consideré excelentes en su calidad y producción, aunque sin llegar al nivel de perfección de un artista con el que –lo siento por los que me consideren muy exagerado-, a veces, lo encuentro muy smiliar, como es el caso de Bryan Ferry. Pero es que su tercer álbum de homenaje a los indios nativos americanos Music from the Natives Americans y, por encima de todos ellos, la increíble obra maestra de reminiscencias electrónicas titulado Contact from the Underworld Redboy me dejaron tan buen gusto de boca que How to Become Clayrvoyant me satisface pero me ha dejado con hambre.

Valoración personal (0 a 10): 7

"Siete días de julio" de Jordi Sierra i Fabra

El inspector Miquel Mascarell regresa a Barcelona tras ocho años de encarcelamiento y se encuentra con una ciudad devastada por la posguerra.
No tiene familia, no sabe si sus amigos han sobrevivido… Nadie sabe que él continúa vivo, y su sorpresa es tremenda cuando recibe en el hostal un sobre dirigido a él: una foto de una bella joven, una cantidad desorbitada de dinero y un papel con una sola frase manuscrita: "¿Quiere volver a sentirse policía?". A partir de ese momento Mascarell recupera ese ansia de hacer justicia y de defender a los débiles que le ha caracterizado desde siempre y que le llevará a protagonizar una nueva intriga policial.

Opinión: Tras la extraordinaria novela Cuatro días de enero, regresa el inspector Mascarell a nuestras manos. Una vez terminada y perdida la Guerra Civil, el último inspector que permaneció en Barcelona cuando la República agonizaba, vuelve a la ciudad condal tras haber estado cautivo durante ocho años en la construcción del Valle de los Caidos. A su llegada descubre el tono grisáceo y anodino que envuelve la ciudad y, mientras intenta salir adelante echando de menos a su difunta Quimeta, Miquel Mascarell se ve envuelto en la investigación del extraño accidente de una prostituta en el metro de Barcelona. Gracias a Patro, la prostituta que recibió su ayuda en su anterior caso y el odio del hijo de un detenido suyo del pasado, el antiguo detective vuelve a patearse las calles de la ciudad y conocer gente de todas las clases para llegar al desenlace de la historia, una historia que pasa sin respirar entre los pliegues de las páginas, que destila tristeza, ilusión, pasado y futuro entre el estraperlo, la codiciosa burguesía franquista, los perdedores resentidos, por encima de todo, la gente de la calle que luchaba cada segundo de su vida para intentar enderezar una vida que había sido absorbida por una guerra civil fratricida y sangrienta. 
En definitiva, una novela intensa y muy recomendable.
Por cierto, la tercera parte de la trilogía de Miquel Mascarell acaba de ser editada bajo el título Cinco días de octubre.

Valoración personal (0 a 10): 8