viernes, 24 de marzo de 2017

Lighght de Kishi Bashi

Kaoru Ishibashi, conocido en el mundo musical bajo su seudónimo Kishi Bashi es un compositor y productor multiinstrumentista nacido en Seattle que juega en todo momento en esa delgada frontera existente en ocasiones entre el pop y el rock, pero aderezado en todo momento con una rica ambientación orquestal y jugando con su voz, una voz masculina distinta, utilizando en determinadas ocasiones el falsetto pero sin caer en la parodia.

Lighght tiene momentos épicos y, cosa muy interesante, las pistas varían mucho entre ellas, lo que hace que el álbum no se haga en ningún momento repetitivo ni monótono, con temas muy pegadizos y otros casi adictivos, con ejemplos tan claros como la euforia desatada en el tema Philosophize in it! Chemicalize with it! cerca del intimismo de Bittersweet Genesis for him and her o la sencillez casi minimalista de Impromptu no.1.

En resumen, Lighght de Kishi Bashi es un álbum muy bien concebido, perfectamente producido y que me hizo disfrutar un montón.

¡Y no me digáis que la portada no es kitch!

Valoración personal (de 0 a 10): 8,3

jueves, 23 de marzo de 2017

El asesino de la Pedrera de Aro Sáinz de la Maza

En la fachada de La Pedrera aparece colgado un cuerpo en llamas. La investigación posterior descubre un grado de crueldad extrema: la víctima fue colgada viva antes de prenderle fuego. Todo indica que en la Barcelona para turistas ha empezado a actuar un psicópata. Y políticos, policía y jueces tienen prisa por detenerlo. Para ello, el Grupo Especial de Homicidios de los Mossos pide ayuda al inspector Milo Malart, apartado del servicio por un expediente disciplinario. Sólo él parece capaz de detener al monstruo que amenaza con sembrar Barcelona de cadáveres.
Así arranca una investigación trepidante y repleta de macabros hallazgos, en la que Malart y su compañera, una joven inspectora formada en Estados Unidos y de métodos muy diferentes a los suyos, van a tener que enfrentarse con unos crímenes atroces. En su camino para resolverlos les aguardan todo tipo de enigmas y dificultades: corrupción a distintos niveles, tanto policial como del poder económico, las culpas del pasado, extraños símbolos masónicos, oscuras redes de pederastia, una prensa sensacionalista ávida de dar noticias morbosas, y un asesino despiadado que busca venganza y vive obsesionado con las claves secretas de la obra de Gaudí.

Opinión: El asesino de la Pedrera, escrito por el autor barcelonés Aro Sáinz de la Maza, es un libro que te pilla desde la primera página, que mantiene el suspense y que te va llevando hasta un final muy bien entrelazado, sin perder en ningún momento la agilidad, sin olvidar en ningún momento la psicología del personaje del comisario Milo Malart, que lucha contra sus propios demonios internos mientras se adentra en la mentalidad del asesino, sin caer en el típico estereotipo de policía novelesco que hace que prime más su intuición que los hechos en sí.
Novela muy aconsejable, dos tramas muy bien urdidas, ritmo trepidante, personajes bien definidos, una Barcelona oscura y gaudiniana e, incluso, un asesino con el que puedes llegar a empatizar.

Valoración personal (de 0 a 10): 8,1

miércoles, 22 de marzo de 2017

The lexicon of love II de ABC

En 1982, el grupo de Sheffield, ABC, lanzaba el álbum The Lexicon of Love que incluía el que fue considerado mejor single de aquel año, The Look of Love.
Los otros temas del álbum fueron consistentemente muy buenos y los sencillos que se editaron también tuvieron un gran éxito, como Poison arrow o All of my heart. The lexicon of love fue considerado un buen álbum de debut con un sonido muy distintivo y dramático.

34 años más tarde, ABC lanza la continuación titulado, obviamente, The Lexicon of Love II y todo el drama, toda la sofisticada y rica orquestación del original está ahí y Martin Fry ha resistido la prueba del tiempo con creces, con una voz potente y muy agradable.
El disco no tiene desperdicio alguno, la fusión de la voz de Martin con la orquestación es de chapeau trés chic, con una elegancia que las décadas no han convertido en caducas sino todo lo contrario, con canciones ricas en matices, melódicas hasta casi la perfección, a veces exuberantes y otras con dramatismo rítmico pero siempre manteniendo una calidad hipnótica.
Mención aparte merecen los arreglos realizados por Anne Dudley, compositora y arreglista en películas tan importante como Los miserables, Full Monty, The crying game, Buster o American History X entre otras.
The Lexicon of Love II es más que una secuela de la primera parte editada en 1982, The Lexicon of Love II se convierte en uno de los mejores álbumes editados el año pasado, y si no os lo creéis, escuchar temazos como The flames of desire, Confessions of a fool, Brighter than the sun o el adictivo Viva Love.

Por favor, señor Fry, no tardes otros treinta y cuatro años en volver.

Valoración personal (de 0 a 10): 8,5

viernes, 17 de marzo de 2017

El paciente de Juan Gómez-Jurado

El prestigioso neurocirujano David Evans se enfrenta a una terrible encrucijada: si su próximo paciente sale vivo de la mesa de operaciones, su pequeña hija Julia morirá a manos de un psicópata.
Para el Dr. Evans se inicia una desesperada cuenta atrás cuando descubre que el paciente que debe morir para que su hija viva no es otro que el presidente de Estados Unidos.
Con su habitual maestría en la literatura de intriga, Juan Gómez-Jurado atrapa irremediablemente al lector. Una novela apasionante, emotiva
e inquietante, que se desarrolla en 63 frenéticas horas, que no da respiro en su lectura y que plantea un dilema moral imposible que puede cambiar el curso de la historia.

Opinión: Juan Gómez-Jurado me ha hecho pasar unos momentos muy interesantes con sus libros, en especial con La leyenda del ladrón, Espía de Dios y Contrato con Dios, jugando con la historia, las conspiraciones y el buen escribir. Mención aparte la anterior a El paciente, titulada Cicatriz, de la que di buena cuenta hace poco.
El paciente bien podría ser un guion cinematográfico, un best seller pensado para Hollywood, jugando con la emoción, el suspense y el relato ágil, pero me ha fallado un poco como novela en sí. En ningún momento digo que esté mal escrito, ni mucho menos, pero parece que Juan Gómez-Jurado se vaya decantando hacia una escritura más americana y se haya olvidado de su raíz, de su origen. Dicen que el dólar es el dólar, y todo escritor con éxito tiene la potestad de orientar su carrera literaria hacia donde le plazca, pero ya hay demasiados Dan Brown. No sé si me explico. O sí.
Para terminar, novela entretenida, adictiva y emocionante… hasta que llega el desenlace. Coitus interruptus totalibus.

Valoración personal (de 0 a 10): 7,1

miércoles, 15 de marzo de 2017

Rivers that run for a sea that is gone de Reptile Youth

Segundo trabajo del grupo de Copenhaguen, Reptile Youth, después del primero que editaron en 2012 –titulado asimismo Reptile Youth- y, aunque el estilo es muy similar, Rivers that run for a sea that is gone tiene ya una enjundia probada, llamando especialmente la atención la gran calidad en la producción.

La desgarrada, rota y, en algunas notas, histriónica voz de Mads Damsgaard Kristiansen da un toque de personalidad a todas sus composiciones; pero es la fusión de dance-punk, indie pop, neo psicodelia y, en algunos ritmos, de electrónica básica, que convierten a Reptile Youth en un grupo del que vale la pena seguir su trayectoria.

Escuchar el primer tema del álbum, Above, y os haréis un buena idea del concepto musical de los reptiles juveniles, o la perfecta neopsicodelia de We’re all in here, o el toque depechemodiano de la canción que da nombre al álbum. En resumen un álbum repleto de muy buenos temas, cada uno con su fragancia personal y con la inmensa particularidad que no te empalagan, sino que te dejan un aroma fresco, original y perecedero.

Por cierto, no puedo dejar de mencionar el trabajo de Emil Vissing Christensen en la percusión y Mads Bergland en las guitarras. Energía pura.

Valoración personal (de 0 a 10): 7,8

lunes, 13 de marzo de 2017

El ladrón del viento de Frédéric H. Fajardie

Un plan para acabar con la vida de Enrique IV difícilmente puede llevarse en absoluto secreto en una Francia que a principios del siglo XVII está plagada de espías y confidentes, pero aun así la identidad de los conspiradores es un auténtico enigma. Thomas de Pommone, conde de Nissac y el más excelso marino al servicio de la Corona, será el encargado de llevar a cabo la investigación, pero no por ello se le eximirá de sus otras misiones: limpiar el Levante de piratas y hostigar a los españoles.

Opinión: Novela histórica, de capa y espada y velamen al viento. Novela que te recuerda las películas hollywoodianas con Errol Flynn o Tyrone Power pero sin tanta gomina y más mierda en los calzones.
Personajes muy bien descritos y presentados, tanto los malos como los buenos –aunque Thomas de Pommone pueda semejar demasiado a un Batman invencible-, los inicios del siglo XVII de la Francia del rey Enrique IV y el cardenal Richelieu -como obispo de Luçon todavía, no como primer ministro, cargo que tuvo bajo el reinado de Luís XIII- te penetra cual historia de mosqueteros pero más naval, desde los hielos de Dinamarca hasta las costas africanas, en lucha continua con los piratas y las hordas españolas.
Frédéric H. Fajardie sabe llevarnos con viento de popa de principio a fin, enviándome a mi infancia frente a la lectura de las aventuras escritas por Emilio Salgari. El ladrón del viento es un libro de aventuras, es una novela histórica y es una gozada de lectura.

Valoración personal (de 0 a 10): 7,9

viernes, 10 de marzo de 2017

Mythology de Delerium

Sí. Lo confieso. Soy un ferviente admirador de todo lo que suene, huela o tenga sabor a Bill Leeb y Rhys Fulber, sea bajo el nombre de Delerium, Conjure One, Synaesthesia, Front Line Assembly o Fauxliage. Su forma de componer, de producir o de crear me lleva a vivir momentos excepcionales. Es obvio que, cada vez que sale un disco con su sello personal, me convierta en un gato Jinks frente a sus pessessitos doraos.

Mythology es el último trabajo del dúo bajo el nombre de Delerium y, aunque no llega a la altura celestial de Karma, editado en 1997 y -opinión absolutely personal-, una auténtica obra maestra, sí que puede equipararse a otros excelentes trabajos de la talla de Poem, Chimera o Nuages du monde, entre otros.

Leo la opinión de algunos críticos comentando la reiteración de sus sonidos envolventes, la insistente repetición de sus cadencias y sus ritmos y, por un lado estoy de acuerdo y por otro me importa un huevo; también grandes compositores de la música han llevado su carrera hacia un estilo muy concreto –ejemplos como la mayoría de los intérpretes de estilo country, o los melódicos, o los flamenquitos, o los AOR, o… -, pero cuando un estilo de música te lleva, te llena, te acompaña en cualquier momento que lo escuches y –por qué no decirlo, te provoca una envidia sana-, no me importa que lo llamen redundante, seguiré siendo un deleriumaníaco forever.

Valoración personal (de 0 a 10): 8